DEBATE

ROBERTO BARBEITO Y ANDRÉS DE FRANCISCO

El sorteo para designar a las personas que toman las decisiones políticas se remonta a la concepción de la democracia de la antigua Grecia. Los “gobiernos representativos” surgen con las revoluciones inglesa, americana y después francesa, en oposición explícita a esta concepción. En los siglos XIX y XX, con la llegada del sufragio universal, se refuerza el vínculo representativo, y aún más con el Estado social. Con el auge del neoliberalismo, sin embargo, el poder de decisión se concentra cada vez más en las élites, y en este contexto reaparece el tema del sorteo. Pero, ¿es legítimo sortear y permite una participación ciudadana real?

Entradas relacionadas

AGUA, CAMBIO GLOBAL Y SOCIEDAD

ESTHER SÁNCHEZ SÁNCHEZ Hidrogeóloga miembro de la junta directiva de la AIH grupo español y del Club del Agua Subterránea. JUAN JOSÉ DURÁN VALSERO...

leer más